¿Cómo acampar y no morir de frío?

¿Cómo acampar y no morir de frío?
Rate this post

Normalmente las noches de campamento son largas y frías. Y aunque hayas podido disfrutar de un día soleado o de un clima agradable durante el día, al momento de dormir debes tomar en consideración que la temperatura baja y seguramente querrás estar preparado para descansar cómodamente.

Independientemente del lugar que escojas para tu aventura en la naturaleza, hay una certeza y es que cuando el sol se pone, la tierra caliente irradia calor hacia el espacio y, por lo tanto, se enfría lentamente. Por esta razón se siente más fresco por la noche.

Y si tu campamento está en una zona fría, entonces sabrás que te enfrentarás a bajas temperaturas y que estás obligado a tomar las previsiones necesarias.

Cómo-acampar-y-no-morir-de-frío

 

Acampar en un clima frío

Aunque para muchos acampar sea sinónimo naturaleza, sol y un clima placentero, hay quienes se aventuran a climas mucho más fríos y quizá un poco más extremos. Y esto no quiere decir que el viaje sea menos grato.

Lo que tienes que tener en cuenta cuando te decidas por un destino donde las temperaturas son bajas es que necesitas los equipos adecuados y, por supuesto, la ropa adecuada para acampar y no morir de frío durante la noche.

En lo que respecta a lo necesario, los expertos en la materia explican que acampar a bajas temperaturas implica un equipaje que contenga: bolsa de dormir con una clasificación adecuada de temperatura baja; capas de base sintética o de lana; calcetines, guantes y un gorro técnico para el frío; snacks ricos en nutrientes y botella de agua de acero inoxidable, entre otros.

Camping frío pero cómodo

Es fundamental que tomes en consideración algunas recomendaciones que seguramente ayudarán a tu cuerpo a regular la temperatura:

  • No esperes hasta que sientas mucho frío para abrigarte adecuadamente. Tan pronto como la temperatura empiece a descender por la noche, comienza a colocarte más capas de ropa. No espere hasta que ya estés muriendo de frío porque te llevará más tiempo volver a calentarte.

  • No utilices una tienda de campaña gigante para apenas un par de personas. Ten en cuenta que una carpa grande para albergar a pocas personas significará que el espacio permanecerá más frío que en una carpa mucho más pequeña.

  • Las sábanas, cobijas, mantas y cobertores extra siempre son bienvenidos. Aunque la idea no es que empaques más de la cuenta, dale prioridad a todo aquello que te permitan calentarte durante la noche, incluyendo mantas térmicas.

  • Los sacos de dormir tienen que ser los adecuados para climas fríos. Es una obligación que uses el tipo correcto de saco de dormir, no caigas en el error de enfrentarte a un clima frío con un saco de dormir barato o uno destinado para el uso en verano.

  • Ten siempre a la mano durante le viaje fomenteras o almohadillas térmicas. Son muy útiles y por eso debes asegurarte de llevarlas siempre contigo cada vez que acampes. Poner una en el saco de dormir puede hacer una gran diferencia.

  • Aléjate lo más que puedas del agua y evita a toda costa mojarte. Recuerda siempre que es fundamental que te mantengas seco, pues nada lo enfría más rápido que estar mojado; siempre ten a mano un cambio de ropa.

  • Elige el lugar más adecuado para instalar la tienda de campaña. Cuando tu objetivo sea mantenerte caliente en una tienda de campaña, lo primero en lo que debes pensar es en instalarla en terrenos que proporcionen rompevientos.

Con un poco de preparación, el frío no tiene que ser un problema durante un viaje de campamento. Hay una gran cantidad de cosas que puedes hacer para mantenerte abrigado, cálido y tener una acogedora experiencia, incluso cuando la temperatura baja.

LAST UPDATED ON:

Deja un comentario